CHAMPCAR/CART: Adri?n Fern?ndez: "S? que fui afortunado"

Adrián Fernández: "Sé que fui afortunado" Surfers Paradise (Australia), 29 de octubre, 2002. Adrián Fernández pensó que lo peor había pasado. Luego de haberse deslizado por la pista cuando los autos apenas arrancaban la Honda Indy 300 el...

Adrián Fernández: "Sé que fui afortunado"

Surfers Paradise (Australia), 29 de octubre, 2002. Adrián Fernández pensó que lo peor había pasado. Luego de haberse deslizado por la pista cuando los autos apenas arrancaban la Honda Indy 300 el domingo pasado en Australia, el piloto mexicano de 37 años de edad se encontró así mismo detenido en la recta principal, al lado de la pared pero en buena forma.

"Pensé que estaba bien porque parecía que todo se había detenido", dijo refiriéndose al accidente que involucró a nueve autos y que fue causado por la poca visibilidad bajo la lluvia. "Pero tres o cuatro segundos después vi un auto volando por el aire y viniendo directamente hacia mí. Agaché la cabeza tanto como pude y cerré los ojos. Lo último que vi fue la caja de cambios del auto de Tora (Takagi)".

Takagi fue golpeado por el coche de Mario Domínguez, y fue empujado con un golpe rápido. El piloto japonés del Pioneer/Denso Special Toyota/Reynard aterrizó justo en el cockpit del Tecate/Quaker State/Telmex Honda/Lola de Fernández luego de dar una vuelta en el aire.

"Realmente me asusté", admitió Fernández cuando, con un collarín (collar cervical), subía al avión que lo llevó de regreso a Estados Unidos. "El 'rollbar' de Tora rompió mi volante y el cobertor de su motor golpeó mi cabeza. Fue un gran impacto y supe que estaba herido". Pero, afortunadamente, no tanto como parecía o como podría haber sido.

Luego que el equipo de seguridad Simple Green tomó las medidas preventivas usuales para sacar a los dos pilotos de sus golpeados autos, fueron llevados al Hospital de la Costa Dorada y unas horas después les dieron de alta tras someterlos a pruebas de rayos X y tratamientos.

El cuello de Fernández recibió la parte más fuerte del golpe causándole dos pequeñas fracturas cervicales que le impedirán correr en Fontana, mientras que Takagi, con dos fracturas menores en la pelvis, podrá participar en la carrera de este fin de semana si se siente cómodo en el auto.

"Sé que fui afortunado", dijo Fernández. "En cualquier momento que tienes un Champ Car de 1500 libras en tu cabeza, debes serlo".

Fernández no responsabiliza a nadie por el incidente. "No fue culpa de nadie. Simplemente no nos dimos cuenta que las condiciones iban a ser tan malas hasta que terminamos las vueltas con el coche insignia (auto madrina) y entonces me dije: 'Oh...m!'. Literalmente no podía ver nada y cuando no puedes ver, ¿qué puedes hacer? Levanté el pie del acelerador cuando un par de muchachos delante de mí frenaron y entonces Jimmy (Vasser) me golpeó. Si no puedo ver, ya no soy más un piloto de carreras. En esas condiciones sólo éramos pasajeros".

Fernández, oriundo de la Ciudad de México espera poder participar en la carrera que el próximo mes se disputará en su ciudad y que cerrará la temporada 2002 del Campeonato CART FedEx.

"Hablé con el Dr. (Terry) Trammell y él piensa que tengo una buena oportunidad. Estoy en buena condición y va a sanar por sí mismo. Tendremos a alguien manejando en Fontana pero quiero estar en Ciudad de México si hay la posibilidad. Va a ser un gran evento y la pista es impresionante", agregó Fernández.

-Robin Miller
-www.cart.com

Write a comment
Show comments
About this article
Series IndyCar
Drivers Adrian Fernandez , Mario Dominguez , Robin Miller