"Me Siento muy Orgulloso Cuando Tengo la Bandera Cerca"

Reportaje a "Zacarías" Altamirano antes de la prueba de Punta del Este, Uruguay, fecha que definirá al nuevo campeón sudamericano de rally en el Grupo N4.

¿Cómo describís este momento al tener la posibilidad de definir el título sudamericano de rally en Uruguay?
"Para nosotros es muy bueno llegar a la última carrera del año con la chance de ser campeones. En esta carrera tenemos una muy buena experiencia del año anterior cuando ganamos con el VW Polo y creo que los caminos serán muy parecidos. Con relación al auto está todo probado y listo para largar".

¿Pensabas el comienzo de la temporada llegar a esta instancia en el primer año con un tracción integral?
"Cuando comenzamos con Subaru y no me conformaba pensé en un proceso lento de adaptación pero al darme el Villa María Rally Team la posibilidad de correr en Paraguay con un Mitsubishi, allí me incliné definitivamente a la marca la que me permite estar mas seguro y con más esperanzas. Luego armamos nuestro propio auto y le dimos la prioridad a este torneo".

A tu principal rival, el chileno Luis Rosselot le pudiste ganar en la fecha anterior en su propio país y en caminos donde él entrena, ¿te da más tranquilidad para definir esta prueba?
En los últimos dos años me tocó competir en terrenos completamente desconocidos para mi y pude adaptarme bastante bien. Creo que el chileno también va a andar rápido en Uruguay y con algunas mejoras en el auto traídas desde Italia. Habrá que ir lo más fuerte posible y sin cometer errores".

Antes de la carrera en Brasil tenías una ventaja tranquilizadora y no saliste a especular. Después de aquel abandono ¿le das más prioridad al título o una victoria contundente?
"Creo que por primera vez voy a plantear una carrera pensando en el campeonato. Siempre me gustó dejar todo lo que tengo en el circuito del rally pero creo que sería muy importante para mi función deportiva conseguir el título sudamericano".

¿Qué cambios presentará el auto con relación a la última victoria en Chile?
"Volvimos a la puesta a punto que teníamos en el rally de Catamarca. Creo que allí conseguimos los mejores parciales en el torneo nacional y ahora confiamos en eso que sabemos que es bueno".

Este año le diste preponderancia al Codasur. ¿Te sentís en deuda con el argentino?
"Si, sin dudas. Para todo piloto que hace rally en el continente americano ganar en Argentina es la capacitación necesaria para ganar una carrera en cualquier parte del mundo por el nivel de pilotos, de autos y equipos, pero hay tiempo todavía. Con el equipo que formamos, el año que viene encararemos el campeonato argentino de otra forma".

¿Te debe dar más tranquilidad depender de tu propio equipo?
"Fuimos logrando a lo largo del año una independencia total con nuestro equipo. Esa dependencia de la primeras carreras nos intranquilizaba demasiado y no sabíamos donde estábamos parado. Ahora pierdo un prime y sé que es culpa mía y busco la manera de corregirlo pero antes no sabía por donde buscar las causas".

¿Cuánto tiene que ver tu papá en esto?
"Todo. En sólo dos años de competencia adquirí mucha experiencia y es todo mérito de él que supo transmitirla. Falta mi maduréz que seguramente me la darán las carreras y los años".

Nos imaginamos una sensación intensa al desplegar una bandera argentina en las competencias que te toco ganar fuera del país. "Ganar afuera del país tiene un condimento muy especial, poner la bandera argentina sobre el parabrisas del auto en una rampa es un doble orgullo que va más allá de lo deportivo y que le debe suceder a todos los deportistas cuando salen del país".

¿Está preparada para Punta del Este?
"Sí. Está lista y esperando ser desplegada en la largada o en la llegada, festejando un triunfo o la posición que fuere, definiendo el campeonato o siendo subcampeón, porque me hace sentir muy orgulloso tener la bandera cerca cuando estoy lejos de mi tierra".

-Pepe Martino-