Monterrey Race Report 2000-05-03 (Espanol)

Monterrey, N.L., Mexico, 5 de marzo, 2000.- El piloto capitalino (Mexico, D.F.) José Antonio Ramos del equipo Corona empezó el año como terminó el ’99, es decir, ganando en forma contundente, pues dominó todas y cada una de las 25 vueltas...

Monterrey, N.L., Mexico, 5 de marzo, 2000.- El piloto capitalino (Mexico, D.F.) José Antonio Ramos del equipo Corona empezó el año como terminó el ’99, es decir, ganando en forma contundente, pues dominó todas y cada una de las 25 vueltas de la carrera.

A José Antonio le tomó poco más de media hora, (32 minutos con 51.515 segundos), el negociar las 25 vueltas, logrando en el trayecto registrar la vuelta más rápida en carrera cronometrando 1 minuto con 12.516 segundos para el recorrido de 3km.

El siguiente piloto más rápido, fue su primo Javier Ramos con 1’ 14.452” por vuelta y tercero, Fernando Iriarte con 1’ 14.739”, sin embargo, Javier quien parecía lograr el 1-2 para el equipo Corona, sufrió la pérdida del alerón trasero con lo cual perdió velocidad en las últimas vueltas, dejando el camino libre para que el novato Fernando Iriarte del equipo Radio Fórmula terminara en un muy merecido segundo lugar y el también novato regiomontano (de Monterrey, N.L., Mexico) Cristian Castaños lo hiciera en tercer lugar. De esta forma, Javier Ramos fue enviado hasta la cuarta posición final. El quinto lugar fue para el ganador de la Fórmula Reynard, Luis Alberto Vargas del equipo Vargas Racing. Iván Castaños, hermano menor de Cristian, terminó segundo en la Reynard y tercero fue Rubén Magaña, piloto proveniente de la categoría Neón.

El único incidente de la carrera fue la descompostura e incendio en plena recta principal, del auto No. 76 del piloto australiano Christopher Wilcox quien también hacía su debut en la categoría F-Reynard. El aparatoso incendio que en el público causó expectativa, fue rápidamente sofocado por los servicios de emergencia de la pista y el piloto llevado a su ‘pit’ sin ninguna lesión que lamentar. Roberto Martínez fue el último en completar la carrera en su primera aparición en la F-3 Internacional.

Los tiempos muestran que los cambios al motor realizados por el preparador Gerardo del Río para la F-3 Internacional, cumplieron con el cometido planeado, es decir, mediante una inversión muy baja, mejorar la velocidad y por ende los tiempos de la categoría en comparación con lo alcanzado el año pasado en que se adoptó un motor único reglamentario. La F-Reynard continuó con al mismo reglamento del ’99 pues se había demostrado ya que esa categoría menor que la F-3, era los suficientemente rápida y confiable como para modificarla.

Write a comment
Show comments
About this article
Series OPENWHEEL