Indianápolis (26 de noviembre, 2002) - Si las tempranas indicaciones significan algo, Roberto Moreno cree que el nuevo motor Ford-Cosworth es un ganador.

"He corrido los últimos tres días y ha sido, con mucho, una prueba muy exitosa", dijo Moreno desde Phoenix tras completar 400 millas de recorrido en el circuito Firebird Raceway.

"Los ingenieros de Cosworth están muy contentos con la información que les he dado y yo he quedado muy impresionado por el motor. Las cosas han ido extremadamente bien".

Con todos los equipos en el paddock de CART usando el motor turbo de 2.65 litros de Ford Cosworth las próximas dos temporadas, un par de cambios técnicos obligatorios para tratar de aumentar la confiabilidad pero conservando el sonido de un motor que ha estado en CART desde sus comienzos, en 1979.

Una reducción en las revoluciones junto con un aumento en la válvula de presión es el plan, y a Moreno le gusta el paquete.

"Ellos cortaron las revoluciones por durabilidad y aumentaron la presión, así que tenemos unos 750 caballos de fuerza y es un gran motor", dijo Moreno, quien aplaudió la decisión de CART de prohibir el control de tracción para el 2003.

"El piloto tiene que controlar la potencia con el acelerador y es muy interesante de manejar. Es muy delicado, pero se siente fuerte pese a la menor cantidad de revoluciones. Pienso que corrí 47.8 segundos por vuelta hoy, y hace un par de semanas, un equipo de CART usando control de tracción y altas revoluciones, sólo podía correr 48 parejo".

Por su experiencia y conocimiento, al veterano piloto brasilero de 43 años de edad se le pidió que hiciera todo el desarrollo del motor antes que los pilotos de Toyota Atlantic Rocky Moran Jr., Alex Gurney y Ryan Hunter-Reay se hicieran cargo de los recorridos de resistencia.

"Mi trabajo fue desarrollar el mapa del motor y pienso que ahí es donde mi experiencia vino bien", continuó Moreno. "Cosworth mandó a un par de muy experimentados muchachos aquí (a la pista) y ellos regresaron muy felices".

"Cosworth hizo un gran trabajo en un corto tiempo, hicieron el mapa del motor en la forma que debe ser y alcanzamos un muy buen resultado. Aun tenemos que trabajar en algunos mapas de torque, pero todo fluyó bien".

Moran, dos veces ganador en el 2002 y quien espera estar en CART el próximo año, manejó el Lola de Dale Coyne el domingo y obtuvo buenas calificaciones de su tutor.

"Rocky lo hizo bien -él es muy bueno- y Alex correrá el lunes mientras que Ryan se hará cargo el martes", dijo Moreno quien está entrenando a los pilotos de Atlantic además de asumir sus responsabilidades en las pruebas. "Nuestra meta es haber hecho 12 mil millas en el motor antes del Día de Acción de Gracias".

Por supuesto, el muchacho al que el tiempo no le pasa, conocido como "Pupo", quiere regresar a una temporada completa en CART en el 2003 luego de haber estado sentado esta pasada temporada y suena tan entusiasta como cualquier chico de 21 años.

"Salté dentro del auto y de inmediato el sentimiento regresó, la sensación volvió y estaba en el ritmo", dijo. "Me sentí satisfecho con mi desempeño y también con el del motor y estoy tan feliz de que CART me haya pedido que hiciera esto. Deseo mucho regresar a esta Serie el año que viene y estoy trabajando muy duro para que esto suceda".

Si alguien pone en duda el deseo de Moreno de estar en un Champ Car, sólo necesita oír esto: "Se pone oscuro a las 5:30 (P.M.) en Phoenix y yo siempre corrí hasta las 5:45 (P.M.)", dice Moreno riendo. "Ellos no podían verme, pero podían oírme y supongo que ellos imaginaron que yo debía saber cómo regresar".

-nikycart-