CHAMPCAR/CART: Gentilozzi es todo negocios

Indianápolis (4 de diciembre, 2002) - Mucho se ha dicho y escrito últimamente acerca de la necesidad de tomar decisiones cruciales dentro del automovilismo, apoyándose en factores de negocios más que en asuntos emocionales y personales. Y...

Indianápolis (4 de diciembre, 2002) - Mucho se ha dicho y escrito últimamente acerca de la necesidad de tomar decisiones cruciales dentro del automovilismo, apoyándose en factores de negocios más que en asuntos emocionales y personales. Y cuando se trata de mezclar negocios con deporte y autos rápidos, pocos saben más que Paul Gentilozzi.

Con un exitoso negocio de desarrollo inmobiliario en Lansing, Michigan, Gentilozzi es también dueño de Rocketsports Racing, tres veces campeón de Trans-Am , y el más nuevo de los dueños de equipo en Championship Auto Racing Team (CART).

El 16 de noviembre, en la Ciudad de México, Gentilozzi anunció que Rocketsports tendría un programa de Champ Car en el 2003. Menos de una semana después, Johnson Controls, la empresa automotriz con sede en Milwaukee, por largo tiempo patrocinadora del programa de Trans-Am de Gentilozzi, reveló que será el principal patrocinador del equipo Rocketsports en Champ Car.

Estas no fueron decisiones tomadas con base en la emoción del momento. Mientras Gentilozzi estaba tras su cuarto título de Trans-Am en el verano, contempló la posibilidad de moverse hacia el más alto escalón de las categorías de autos con ruedas descubiertas de Norteamérica.

Inicialmente, parecía inclinado a llevar Rocketsports a la Indy Racing League. Incluso en las entrevistas durante el Gran Premio de las Américas en Miami, a inicios de octubre. Pero cuando hubo que tomar una determinación, el hombre de negocios dentro de Gentilozzi optó por el Campeonato 2003 de Champ Car presentado por Bridgestone y motorizado por Ford.

"Inicialmente, la atracción -seamos claros- hacia alguna de las otras series es la Indy 500", dijo Gentilozzi en Ciudad de México. "Ese es un gran evento del automovilismo, pero no es el único sitio para hacer negocios. Cuando miras las relaciones que se generan durante las fines de semana entre los consumidores y los patrocinadores, el contacto de negocio a negocio sólo puede ser realizado en esta parte del mundo con CART. Eso cambió nuestra forma de pensar".

Hoy, continúa prevaleciendo la decisión racional de negocios, trás el movimiento de Rocketsports hacia CART.

"Fue una decisión de negocios, no una (decisión) emocional)", dijo. "No me aproximé a esto de ningún otro modo sino pensando que era lo correcto para mi patrocinador. Lo que era correcto para Johnson Controls fue que participáramos, en una temporada completa, de una a otra punta del mundo, realmente, en un esfuerzo por hacer el mejor trabajo para ellos".

Pero existe otra dimensión en la decisión de Gentilozzi de ir a las carreras de Champ Car, que tuvo anterioridad a su sentido de los negocios. Siendo un consumado corredor de autos, Gentilozzi reconoció que a los 52 años de edad había llegado el momento de poner el crecimiento de Rocketsports más allá de su carrera como piloto. El equipo que él fundó en 1985 tenía 55 victorias de Trans-Am, GTS y GTO a su crédito, pero necesitaba expandir sus horizontes.

"Es acerca de relaciones de negocios", dijo. "No es diferente para un muchacho en Toyota Atlantic esperando manejar en CART que para un dueño de equipo en Trans-Am esperando convertirse en dueño de equipo en CART o IRL. Tienes que aspirar a eso. Y también debes establecer el compromiso: 'OK estoy listo para dejar de ser un piloto a tiempo completo en una serie'. Eso fue probablemente lo más difícil".

Lo siguiente más difícil de hacer será atraer talento dentro de Champ Car hacia un equipo con base fuera de la órbita inmediata de Indianápolis.

"Tenemos un obstáculo que superar porque no estamos en Indianápolis", dijo el residente de Michigan. "Es como correr Winston Cup y no estar en Charlotte".

Rocketsports ha tenido un buen inicio al respecto, contratando al veterano y respetado Phil Howard (más recientemente con Sigma Autosport) como gerente del equipo de Champ Car. Ahora, sin embargo, depende de Gentilozzi, Howard, y el por largo tiempo gerente de Rocketsports, Butch Warren, integrar talento adicional, con experiencia en los Champ Car, al ya existente núcleo del equipo aún cuando Rocketsports continúa su tránsito por Trans-Am con el piloto Johnny Miller.

"Aún hay mucho por aprender", dijo Gentilozzi. "El ejercicio de ingeniería del programa de CART es muy educativo para todos esos muchachos. Mis muchachos van a poder compartir algunas cosas con la nueva gente que está viniendo al lado de CART, y será recíproco".

"He estado alrededor del programa de CART y sé del nivel y la habilidad de los mecánicos y los miembros de las escuderías. De alguna forma, ellos no tienen tantas dimensiones como los buenos muchachos de las carreras de autos deportivos porque tienes que ser fabricante e ingeniero sin la ventaja de todo el apoyo. Del lado de CART pasa a otro nivel porque tienes tantas capas de gente que poner (a trabajar) junta. Ahora todo lo que tengo que hacer es ver cómo integrarlos".

"Tienes que hacer que funcione junto. Todos estamos haciendo el mismo tipo de trabajo. Pero no es como que el equipo de Trans-Am va aparte. Aún vamos a estar haciendo algunos de esos proyectos mientras seguimos adelante".

"Pero cuando eres el nuevo chico de la escuela, la gente siempre te percibe como si fueras el quarterback... hasta que juegas quarterback. Así que ahora estoy disfrutando esa ventaja. Muchos de los otros muchachos sabían lo que podíamos hacer en autos deportivos y muchos de los muchachos que están interesados en venir con nosotros, están esperando que hagamos esa transición con la misma clase de esfuerzo y resultado".

Más que sabio hombre de negocios y un consagrado piloto, Gentilozzi puso sobre la mesa un considerable grado de experiencia en ingeniería durante sus días de Trans-Am. Él reconoce que su rol será considerablemente distinto en los próximos meses.

"Lo que estoy tratando es de traer motivación aquí', dijo. "No puedo traer experiencia porque no la tengo. Así que lo que tengo que hacer es traer espíritu de competición, lo que espero, es lo mejor que tengo y el deseo de hacer el esfuerzo adecuado. Si puedo infectar a la otra gente con eso, entonces habré logrado mi propósito".

Y como cualquiera con algo de familiaridad con las recientes temporadas de Trans-Am puede atestiguar, Gentilozzi también aportará una vigorosa dosis de su particular personalidad al paddock de Champ Car. Se lo puede llamar 'colorido', controversial, confrontador, carismático o competitivo, pero Paul Gentilozzi rara vez es aburrido.

"Si, soy competitivo", dijo. "Nunca hay intenciones ocultas o (dobles) significados. Cuando voy a una carrera, tengo que ganar. Nunca me disculpo por competir. Alguna gente lo hace. Es extraño, pero alguna gente va y espera gustarle a todos y quieren ser amigos de todos. Para mí, esa es una forma equivocada de ser cuando vas a las carreras. Me refiero a que he hecho un mundo de amigos, pero tenemos un pequeño dicho: 'No estamos aquí para hacer amigos. Podemos traer a los nuestros'".

"Esa es la forma en la que debes ir realmente a la pista. Quizás yo me he endulzado. Cambiamos como personas. Tal vez ya no soy tan confrontador como solía ser. Tengo un real sentido de justicia. Quizás es mi vista, pero soy grandioso cuando todos son tratados justamente y no soy fácil cuando alguien está tratando de tomar ventaja... Tengo la tendencia a ser muy directo".

Aun así, Gentilozzi reconoce que un poco de confrontación de cuando en cuando es buena para el deporte - y para el negocio- de las carreras.

"El drama es la cúspide de las emociones humanas", dice. "En las verdaderas carreras, el riesgo inherente crea drama. La competición entre dos o más personas crea conflicto. Ese conflicto crea emoción y drama. Eso es el automovilismo. Necesitamos riesgos y necesitamos conflictos. Hacen un buen libro. Hacen una buena jugada. Hacen una buena película. Hacen una buena carrera".

"Cuando no tenemos esas cosas, se vuelve muy aburrido. No importa dónde estés, lo que estés viendo ya sea G-Production, la Daytona 500 o la carrera de CART en Long Beach, necesitamos esos elementos. A veces, necesitas manipular o apretar los botones para obtenerlos. Quizás esa es una de las cosas que traigo".

Un nuevo equipo con una herencia de campeonatos, un patrocinador de categoría mundial y un dinámico dueño de equipo CART, representan el beneficio de lo Gentilozzi y Rocketsports traen al Campeonato de Champ Car presentado por Bridgestone y motorizado por Ford.

-nikycart-

Write a comment
Show comments
About this article
Series INDYCAR